Recordemos que, en términos del Artículo Transitorio cuadragésimo sexto de la Resolución Miscelánea Fiscal se adicionó, como parte de las obligaciones de los contribuyentes, el dar “Aviso de Actualización de Socios y Accionistas”, pero…

¿Cuándo se genera la obligación?

Hay dos momentos:

 Si el cambio de accionistas se realiza con posterioridad a la entrada en vigor de la reforma, es decir, del PRIMERO de ENERO del año dos mil VEINTE, deberá presentarse dentro de los TREINTA días naturales siguientes a aquél en que se realice el supuesto de modificación o incorporación; o

Si la modificación y/o incorporación se hicieron antes de dicha fecha, el contribuyente tendrá, como plazo para cumplir con dicha obligación, precisamente hasta el día TREINTA de JUNIO del 2020.

¿En qué consiste este aviso?

Te explico, toda vez que se requiere anexar el documento protocolizado y digitalizado donde conste la modificación y/o adición de socio o accionista, deberán agotarse los siguientes trámites:

Anotación de la modificación y/o adición en el libro societario de accionistas;

Formalización ante Fedatario Público (sea este Notario o Corredor) del Acta de Asamblea de Accionistas mediante la cual se aprobó dicha modificación y/o adición.

Una vez agotado lo anterior, se podrá dar cumplimiento a dicha obligación mediante la “presentación” de la ficha de trámite 295/CFF “Aviso de Actualización de Socios o Accionistas” que se muestra a continuación:

Aviso de Actualización de Socios o Accionistas

¿Quiénes están obligados?

En términos de lo dispuesto por la fracción VI del apartado B del artículo 27 del Código Fiscal de la Federación, son las personas morales las obligadas a realizar este trámite y que, en términos del articulo 7 de la Ley del Impuesto sobre la renta, deberá entenderse como “las sociedades mercantiles, los organismos descentralizados que realicen preponderantemente actividades empresariales, las instituciones de crédito, las sociedades y asociaciones civiles y la asociación en participación cuando a través de ella se realicen actividades empresariales en México”.

¿Y cuáles son las consecuencias de la omisión?

  1. Multa entre $4,200.00 y $8,390.00 ;
  2. Restricción temporal para el uso de Certificados de Sello Digital ; y
  3. En caso de no subsanar dicha omisión, la cancelación de dichos certificados.
Lic. Úrsula Z.

Lic. Úrsula Z.

Jurídico

Ort&Mor, Sociedad Civil

Abrir chat