¿Qué es el saldo a favor? ¿Qué es el pago de lo indebido? ¿Tengo derecho a solicitarlo? ¿Cuál es el procedimiento para la devolución de saldo a favor de IVA? ¿Ambos prescriben?

Alguna vez hemos escuchamos estos conceptos, pero no sabemos qué son realmente ni cuándo se originan. Por ello, te lo explico:

El pago de lo indebido es el pago que realiza un contribuyente en cantidad mayor a la que debió haber pagado; es decir, se interpreta como un error de cálculo.

Por su parte, el saldo a favor es el que resulta de la asociación de los ingresos con los costos y gastos; todo ello con base en la mecánica establecida en la Ley de la materia.

Un ejemplo del primero de los mencionados (Pago de lo indebido) sería cuando un contribuyente en su declaración provisional paga impuesto a cargo de IVA por $850.00; sin embargo, al verificar y encontrar un error en la fórmula de Excel de su papel de trabajo, se percata que el impuesto a pagar debió ser de $300.00. En el segundo de los casos, un ejemplo sería cuando el contribuyente contaba con los recursos financieros suficientes recaudados de ejercicios anteriores, que le permitieron que sus erogaciones fueran mayores a los ingresos del ejercicio fiscal en curso, esto daría como resultado saldo a favor.

Para ambos casos, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 22 del Código Fiscal de la Federación, las autoridades fiscales devolverán las cantidades pagadas indebidamente y las que procedan conforme a las leyes fiscales, Sin embargo, en la práctica la historia suele ser muy diferente si no se cuenta con la asesoría necesaria ya que los procesos para hacer valer estos derechos resultan ser complejos ya que la autoridad fiscal buscará asegurarse sobre la existencia y procedencia de dichos saldos.

Otro elemento a considerar es la prescripción del derecho para reclamarlos que, en palabras sencillas, se refiere al plazo de CINCO AÑOS, contados a partir de la fecha en que se originaron, con el que cuentan los contribuyentes para solicitar cualquiera de estos dos beneficios. Esto es, en caso de no solicitar su reembolso en dicho, el derecho se perderá para siempre.

En relación con el saldo a favor, si el contribuyente lo usare para acreditar impuesto a cargo, el remanente por agotar ya no podrá solicitarse en devolución.

El proceso, grosso modo, es el siguiente:

Siempre que la cantidad a solicitar sea igual o mayor a $15,790, envío de la solicitud de saldo a favor de IVA en formato electrónico a través de la página del SAT debidamente requisitada.

También es necesario contar con el estado de cuenta bancario del contribuyente, no mayor a dos meses de antigüedad y en formato PDF.equisitada.

Dentro de los cuarenta días posteriores a la solicitud, la autoridad fiscal competente iniciará sus facultades de comprobación de existencia de dicho saldo y enviará al buzón tributario del contribuyente, el requerimiento de información (en su caso). Por ello es sumamente importante tenerlo habilitado y contar con firma electrónica avanzada para poder abrirlo. Dicho requerimiento especificará al contribuyente la información solicitada y cómo presentarla

Siempre que la cantidad a solicitar sea igual o mayor a $15,790, envío de la solicitud de saldo a favor de IVA en formato electrónico a través de la página del SAT debidamente requisitada.

Siempre que la cantidad a solicitar sea igual o mayor a $15,790, envío de la solicitud de saldo a favor de IVA en formato electrónico a través de la página del SAT debidamente requisitada.

Cuando la autoridad está de acuerdo y emita resolución favorable a los intereses del contribuyente, depositará en la cuenta bancaria de éste la cantidad del saldo a favor; en caso contrario, darán a conocer los motivos por los cuales no se autorizó la devolución o no se devolvió por la totalidad del monto solicitado. Al igual que cualquier otro crédito, este “reembolso” podrá incluir actualizaciones dependiendo de la antigüedad del saldo y, cuando lo amerite, el pago de intereses (cuando la autoridad efectúa la devolución fuera del plazo de los diez días).

Sabemos que ejercer el derecho a la devolución de saldo a favor de IVA puede significar para el contribuyente solventar una obligación con sus proveedores o colaboradores, o para cubrir alguna emergencia.

Con la asesoría adecuada y la experiencia en este proceso, SE PUEDE LOGRAR. Recibe un análisis de tu situación fiscal sin costo AQUÍ.

C.P. Luis E. Delgado

Departamento de Contabilidad

Abrir chat